Ofelia Medina

En 1985 funda en Comité de Solidaridad con Grupos Étnicos Marginados, una de las primeras organizaciones de la sociedad civil mexicana en defensa de los derechos civiles y culturales de los pueblos indios. El Comité defendió presos indígenas y trabajó en la restitución de tierras a comunidades despojadas.

En 1988 forma parte de la -Comisión para la Justicia Indígena-, que colabora en el proceso de las reformas al artículo IV constitucional, para el reconocimiento de México como país pluriétnico, multilingüe y pluricultural.

En 1990 con el pintor Francisco Toledo y un grupo de expertos en la materia, funda el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México A.C., (FISANIM), organización para la defensa de los derechos de la niñez indígena mexicana.

El FISANIM realiza el primer “Diagnóstico de Salud de la Niñez Indígena Mexicana” y formula el -Programa de Nutrición materno infantil-, asesorado por el Instituto

Nacional de Nutrición y lo pone en práctica en comunidades altamente marginadas en Oaxaca, Puebla, Veracruz, Yucatán y Chiapas.

En 1991, en coordinación con el INI se crea el programa, “Salud y Presencia Creadora” y se gestionan los recursos para la creación de la exposición, -El Arte Mural de niñas y niños de México-, conformada por 18 pinturas de gran formato, pintadas cada una por 25 niños de 16 de nuestras culturas. Esta exposición y los talleres -Pintemos Murales-, después de su inauguración en el Palacio de Bellas Artes, ha viajado por: Los Angeles, Chicago, Tokyo, Nagoya y Fukuoka, en Japón; cinco ciudades de Dinamarca; Suecia; Noruega; Islandia; Finlandia; Groenlandia y Rusia. En 2014 se expone y se realizan los talleres en la Biblioteca Juan José Arreola de Guadalajara, auspiciada por la UDG. Del 2015 al 2016 se expone en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán.

Desde enero de 1994, el FISANIM trabaja en comunidades zapatistas y de La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, con el “Programa de Nutrición y Salud y Presencia Creadora”.

Con el poeta Juan Bañuelos, organiza las elecciones en territorio zapatista y después es nombrada procuradora electoral, del pueblo chiapaneco.

Participa como invitada y asesora del EZLN en los diálogos de San Andrés.

Entre 1995 y 1998 a través del FISANIM se defienden los derechos de los niños trabajadores migrantes del Valle de San Quintín, Baja California; se apoya el movimiento de las mujeres de la región Loxicha en Oaxaca y empieza el Programa de Nutrición para familias desplazadas, a consecuencia de la masacre de Acteal.

Se formula el “Programa Nacional en Cumplimiento al Derecho Alimentario de la Niñez Indígena Mexicana”.

A partir del año 2000, el FISANIM  trabaja en la recuperación del amaranto y la chía en la dieta diaria de las comunidades.

El FISANIM desarrolla un programa para la emergencia, que se ha puesto en práctica, después del huracán Isidore, en Yucatán (se gestionó con la embajada de Francia, los recursos para la emergencia y después reinstalación de las comunidades mayas de Tigre Grande y El Escondido, municipio de Tzucacab), y el Stan en Chiapas, así como en Tabasco, después de las inundaciones. En todos estos casos se procuraron actividades creativas para niñas y niños.

Actualmente realiza labores de salud y culturales en los estados de Chiapas, Jalisco, Yucatán y Sonora.

Premios:

•          1985 – Ariel por Frida Naturaleza Viva

•          1990 - Medalla Yucatán

•          1996 - Méndez Arceo por Derechos Humanos

•          2000 - Roque Daltón

•          2004 - Medalla de Oro de la ciudad Pau, Francia

•          2009 - Medalla de Plata de la República de Italia

•          2009 - Reconocimiento del Instituto Cervantes del Cairo

•          2010 – Ariel y premio del Festival de Cine de Roma, por Las Buenas Hierbas

•          2016 – Juchimán de Plata – Derechos Humanos